Relatos Magar

Si eres lector o escritor, este es tu sitio: relatos, reseñas y artículos sobre literatura.

Lo que se esconde en el armario

Al entrar en aquella tienda de antigüedades, Kevin se aferró a mi mano. Incluso noté que tiraba un poco, como para detenerme. Pero yo me sentí atraída por ese olor a cuero de libro viejo, por las filigranas de los jarrones que atestaban las esquinas, por esos cuadros que evocaban a tiempos pasados. La dependienta parecía una reliquia más. Las arrugas habían achicado sus ojos hasta casi hacerlos desaparecer, aunque desprendía tanta viveza que su edad era incalculable. Me dejó deambular por la tienda, siguiéndome con la mirada y acallando una risa. Solo cuando me paré frente a un armario con duendes dibujados sobre la caoba, se dirigió a mí:

–Hermoso, ¿verdad?

–Sí, lo es.

Kevin también se había quedado pasmado.

–¿Te gusta, Kevin? Esos duendecillos son muy graciosos.

Él se encogió de hombros.

–Es un armario mágico, ¿sabes, pequeño? –dijo la dependienta.

Yo sonreí, forzada. No era bueno que recurriera a esas argucias para engatusar al niño, ya que tiene una imaginación viva, a veces difícil de controlar.

–Esos duendecillos que ves confabulan cada noche para que tus sueños se hagan realidad.

Kevin se agazapó detrás de mí. Creo que la dependienta, por su aspecto y su voz, le intimidaba. Le pregunté el precio. Si ya estaba cautivada por su estilo, que fuera tan asequible resolvió cualquier duda. Ese fue el primer mueble que adornó nuestra nueva casa.duendes02

Lo coloqué en la habitación de mi hijo, a la espera de comprar otro más grande para la mía. La primera noche, mientras le contaba un cuento antes de dormir, Kevin, que no apartaba los ojos de él, me interrumpió:

–Mamá, la mujer de la tienda dijo que esos duendes hacían los sueños realidad, ¿verdad?

–Sí, lo dijo. Pero solo era para vendernos el armario. Todo el mundo quiere que sus sueños se cumplan.

–Yo, no.

–¡Huy! ¿Y eso por qué?

–Porque mis sueños son pesadillas.

Lo abracé, lo arropé, y acabé de contarle el cuento con todo el énfasis que pude para llenarle esa cabecita de historias agradables. Él me dio las buenas noches con una sonrisa, y pensé que lo había logrado. Pero, horas después, sus gritos me despertaron.

–¡Mamá! ¡Mamá! Los duendes lo hicieron. Han salido del armario todos mis sueños: los goblins, los zombis, la bruja come-niños.

Tuve que quedarme a dormir con él, como tantas otras veces. Kevin solo tiene siete años y, desde que su padre se fue, las pesadillas son su forma de reclamar mi atención. A esa noche de miedos, la siguieron muchas más. Una madrugada, harta de que le echara la culpa al armario, que él creía repleto de monstruos, me encerré dentro.

–¿Ves, Kevin? Aquí no hay nada…

Entonces lo vi. Acto seguido, decidí llevarme el armario a mi habitación.

Desde aquella noche, Kevin duerme tranquilo, pero yo no. Aunque no me importa. Cada madrugada el armario se abre y un atractivo hombre se cuela en mi cama. No siempre el mismo, cada vez mejor. Mi fantasía no tiene límites. No sé si la anciana decía la verdad o es solo una extraña sugestión. Lo único que me preocupa ahora es que mis gemidos no despierten al niño.

Anuncios

7 comentarios el “Lo que se esconde en el armario

  1. Toni (Autotomía)
    18 de diciembre de 2015

    ¡Jajaja! Buen giro. Me ha gustado. 🙂

    Me gusta

  2. Cris Mandarica
    18 de diciembre de 2015

    Creo que es la primera vez que leo un relato de terror cuyo giro final no es de terror, y me ha encantado. ¡Enhorabuena! Biquiños!

    Me gusta

    • Relatos Magar
      21 de diciembre de 2015

      Gracias. Me habían propuesto el reto de crear un relato de romántica paranormal, y esto ha salido. No sé si se adapta al género, pero me divertí escribiéndolo.
      Besos.

      Me gusta

  3. Benjamín Recacha García
    29 de diciembre de 2015

    ¡Jajaja! Muy bueno ese giro final.
    Un abrazo.

    Me gusta

  4. Pingback: ¡¡4 años leyéndonos!! | Relatos Magar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 de diciembre de 2015 por en Relato, Relatos Magar y etiquetada con , , , , , , , .
Follow Relatos Magar on WordPress.com

Únete a otros 241 seguidores

Aviso legal

Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual.

Estadísticas del blog

  • 71,887 hits
A %d blogueros les gusta esto: