Relatos Magar

Si eres lector o escritor, este es tu sitio: relatos, reseñas y artículos sobre literatura.

El libro que pudo ser y otras lecturas de diciembre

Se acabó el año y aquí os traigo las lecturas que me acompañaron en los últimos días de 2015. Espero traeros la semana que viene mis conclusiones lectoras del año, con lo mejor y lo peor.

Por el momento, os dejo con los ocho libros que leí en diciembre.

diciembre

Diciembre

Fecha de publicación: Una en el s. XVI, una en el s. XIX, dos en el s. XX y cuatro en el s. XXI.

Nacionalidades de los escritores: Cuatro españoles, un portugués, un francés, un italiano y un estadounidense.

Número de páginas leídas: 1620.

Títulos e impresiones:

1. ISQH. El color de las granadas, de Juan Andrés Moya Montañez (2015), 279 páginas (digital), amor.

5Hace un tiempo os conté que había sido finalista en el Premio Vuela la Cometa, y gracias a ello he conocido esta deliciosa novela, ya que fue la segunda clasificada y su autor tuvo el detalle de enviármela para que la leyera. Inspirada en la historia de amor entre Nuruddin, el príncipe del imperio mogol, y Anarkali, una esclava, Juan Andrés Moya muestra su extraordinaria capacidad para narrar, haciendo de cada palabra, poesía. Y no es una forma de hablar. Nunca había leído una novela que se recreara tanto en cada palabra, ninguna está puesta al azar. Es belleza en estado puro. Tanto es así, que algún lector puede sentirse abrumado por su escritura, pero si se atreve a pasar la página, quedará envuelto por el mundo de sensaciones que Juan Andrés plasma a la perfección. Así que si llegáis a leerla, tened cuidado, no vayáis a sufrir el síndrome de Stendhal. Si esta es la primera novela de este escritor, espero leer todas las que escriba y que la literatura le dé la relevancia que merece. Es un diamante, y ya está bien pulido.

 2. Diario de una sombra, de María García-Lliberós (2015), 314 páginas (papel), realismo.

3Con el diario de la fallecida Elsa como hilo conductor, esta novela refleja la sociedad española de dos épocas diferentes: la de los años setenta y la actual. Escrita con sencillez, hace una reflexión, a través de sus personajes, de como las decisiones pasadas marcan nuestro futuro, de cómo la codicia o la cobardía condicionan nuestro destino y el de los demás. Aunque me quedé con ganas de más acción en el tramo final de la novela, no deja de ser un desenlace convincente, por lo que la recomiendo a aquellos lectores que le den más importancia a los pensamientos de los personajes que a la historia en sí.

3. Alabardas, de José Saramago (2014), 149 páginas (papel), crítica social.

3No os engañéis. Esta no es la novela inacabada de Saramago, es una novela apenas empezada. Gracias a la edición (muy cuidada, todo sea dicho), la historia se extiende unas 80 páginas, aunque, en realidad, no son más de 20, en las que esboza los personajes principales y el conflicto de la trama: ¿por qué los trabajadores de las fábricas armamentísticas nunca hacen huelga?, ¿por qué en algunas guerras han habido bombas fallidas con mensajes en su interior que advertían que sería así? Alabardas pudo ser una gran novela, esas páginas lo demuestran, pero desgraciadamente no llegó a serlo. Para completar la obra, se incluyen ilustraciones de Günter Grass, algunos apuntes de Saramago de cómo acabaría la historia y un par de artículos relacionados. Recomendable para saramaguianos como yo.

4. El hombre sin cara, de Albert Boissière (1909), 262 páginas (papel), misterio.

3Como es habitual en la literatura de esa época, el protagonista, y narrador en primera persona, insiste en que se trata de una historia real para dotarla de mayor relevancia. Lo que más me sorprendió de esta novela fue que cada capítulo acaba con un giro argumental que cambia por completo las concepciones que se tengan sobre los hechos y los personajes. El grado de asombro fue decayendo al repetirse esos golpes de efecto a lo largo de la trama, pero me pareció una historia clásica de misterio bien cuadrada.

5. Para ser novelista, de John Gardner (2001), 168 páginas (digital), ensayo.

3En este libro, John Gardner, con una dilatada experiencia como escritor y profesor de escritura creativa, da respuesta a las preguntas más recurrentes de los novelistas principiantes. La verdad es que no se me ha quedado grabada ninguna de sus recomendaciones, pero sí recuerdo que su lectura me resultó gratificante porque sentí que cumplo con esas que él considera cualidades esenciales para escribir bien (más allá de publicar o volverse millonario con este oficio). Por tanto, es recomendable para escritores en ciernes que quieran poner en claro algunas cuestiones, no tanto porque Gardner vaya a darles la respuesta definitiva, sino porque les ayudará a reflexionar sobre el tema.

6. El príncipe, de Nicolás Maquiavelo (1531), 72 páginas (digital), teoría política.

3Como he dicho más de una vez, es curioso leer obras antiguas para darse cuenta de lo poco que cambian los seres humanos. Gracias a este tratado, se acuñó el término “maquiavélico”, es decir, persona que actúa sin escrúpulos para conseguir sus objetivos. Y es que Maquiavelo expone los tipos de principados que había y qué tenían que hacer para conservar el poder a toda costa, dejando a un lado las cuestiones morales o éticas. Por eso mismo me parece una reflexión actual, ya que el mundo demuestra a diario que prima la conservación del poder de unos pocos sobre el interés de la mayoría. De ahí que su lectura resulte interesante, pese a los cinco siglos transcurridos y la (aparente) disparidad de nuestras sociedades.

7. Leyendas, de Gustavo Adolfo Bécquer (1864), 152 páginas (digital), romanticismo.

4Recordaba haber leído alguna de estas historias en el colegio, sobre todo Un rayo de luna y Maese Pérez, el organista, y quedarme prendada de ellas. Por eso decidí leer esta selección de leyendas, y la he disfrutado más si cabe. Bécquer, referente del romanticismo, sabía cómo crear la atmósfera adecuada para contarnos esas leyendas ambientadas en lugares tan misteriosos y encantadores como Toledo o Soria. Solo por dejarse llevar por su escritura, merecen la pena, pero además son historias enigmáticas, protagonizadas por amores imposibles o extrañas presencias del otro mundo. Ideales para leer arropados con la manta, una tarde de lluvia. Aunque para deleitarse con Bécquer es indiferente la época del año.

8. El barrio de las maravillas, de Rosa Chacel (1976), 224 páginas (papel), realismo.

2Las primeras páginas me hicieron prever una gran novela: monólogos interiores cargados de profundidad, diálogos creíbles… Pero, poco a poco, esa percepción fue transformándose en tedio. Y me sabe mal decirlo, porque Chacel escribía muy bien, pero para mi gusto, la historia vaga sin rumbo y se queda en nada. Quizá sea porque se trata de la primera parte de una trilogía, y solo quiso esbozar los personajes, pero no leeré el resto para comprobarlo. La lectura se me hizo muy cuesta arriba, por ser terriblemente densa y no contarme nada. Porque la historia, resumida en unos cuantos momentos cotidianos de las protagonistas, se extiende apenas unas treinta páginas. El resto son pensamientos que desembocan en divagaciones, que aunque muy profundas, a simple vista, apenas tienen relación con la historia. Por no mencionar que semejantes reflexiones no son propias de niñas de once y trece años. Un libro cargado de elementos buenos que no se supieron administrar.

Recordad que tenéis hasta el día 7 para votar por el ganador del reto #PapáNoelVSReyesMagos. El ganador saldrá publicado en la revista Ticon Tila Titi.

Anuncios

2 comentarios el “El libro que pudo ser y otras lecturas de diciembre

  1. Toni (Autotomía)
    7 de enero de 2016

    Ya he visto que Gardner se te ha quedado corto. Yo lo cogí en el momento adecuado, con muchas dudas y, la verdad, me ayudó a centrarme y a creer en mis posibilidades. Después de muchos libros de este tipo, me creo un poco más escritor que antes. La verdad es que Gardner me llegó en su modo de contar las cosas. Fue toda una experiencia. Tengo un segundo volumen suyo que espero leer algún día con calma. Por lo demás, estaré pendiente de Juan Andrés Moya. Un abrazo.

    Me gusta

    • Relatos Magar
      7 de enero de 2016

      Quizá es que me había creado expectativas y eso siempre es peligroso. De todas formas, como digo, me hizo reflexionar sobre ciertos aspectos y puede que también me sienta un poco más “escritora” ahora. Gracias por la recomendación. Ya me dirás qué tal el segundo volumen.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Relatos Magar on WordPress.com

Únete a otros 233 seguidores

Aviso legal

Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual.

Estadísticas del blog

  • 70,202 hits
A %d blogueros les gusta esto: