Relatos Magar

Si eres lector o escritor, este es tu sitio: relatos, reseñas y artículos sobre literatura.

Llamamiento a los “te quiero” prostituidos

Mi «te quiero» está en huelga. Dice que no sale, que está indignado. Ha hecho una sentada en mi corazón y, ahí está, a sus anchas pero bien calladito. Se declara en voto de silencio hasta que se acabe con tanto abuso y explotación contra los de su gremio. Ha alegado que él vale mucho y que no piensa rebajarse al low cost, por mucho que los demás se empeñen. Últimamente se quejaba de que los toman por el pito del sereno y que igual los usan como sustituto del «hasta luego» y del «gracias», o como simple coletilla de final de frase. Quiere dejar claro que su uso no es obligatorio, que prefiere ser más discreto y exclusivo. Antes pertenecían al top ten de las palabras más deseadas y no quiere que terminen ganando el premio a la expresión más utilizada del año. Eso les restaría caché y sentido, y no está por la labor. Por eso, exige un respeto a su significado y una restitución de su puesto de antaño.

llamamiento a los te quiero prostituidos

Está harto de tanto especulador de sentimientos, que va soltando sus «te quiero» a diestro y siniestro. No quiere servir de palabra mágica para acaparar a esos corazones fáciles, que se abren a cualquier «te quiero», tan precipitado como frío, para después cambiarlos por otro distinto al mes siguiente. ¡No dejará que pisoteen su orgullo y su sentido! Se niega a que se mencione su nombre en vano, para agasajar en desmesura a quien mucho lo agradece, pero poco ha hecho para merecerlo. ¡No nació para ser moneda de cambio! Mucho menos pretende quedar relegado a la fuerza de la costumbre, porque de tanto salir sin ganas, puede pillar frío y, el día menos pensado, muere de pulmonía.

Y es que el gremio está en crisis, enfermo de inflación aguda. Él, cansado de que aparezcan por todas partes y que su ‘cotización en sentimiento’ caiga en picado, hace un llamamiento a sus compañeros para que se unan a la causa. Solo así podrán terminar, de una vez, con esa prostitución que tanto está dañando a su gremio. Solo así recuperaran la honestidad que les caracterizó en otros tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Relatos Magar on WordPress.com

Únete a otros 233 seguidores

Aviso legal

Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual.

Estadísticas del blog

  • 70,202 hits
A %d blogueros les gusta esto: