Prólogo de un libro imposible: Diario de un sexador de pollos

prólogo libro imposible

Es de sobra conocido el interés que la profesión de sexador de pollos ha suscitado siempre. La bibliografía que aborda este tema es extensa y variada. ¿Quién no tiene una pequeña colección en su casa? Yo, apasionado de los sexadores desde la infancia, tengo una estantería dedicada exclusivamente a ello. Hasta ahora, mis libros preferidos eran El arte de sexar y Sexador, la profesión del futuro: cien claves para el éxito. Pero tras leer Diario de un sexador de pollos: todo lo que siempre quisiste saber y no te atreviste a preguntar, de Yomiro Kolitas, sé que no hay ni habrá una obra que recoja mejor los claroscuros de esta enigmática profesión. Sin duda, estamos ante el libro que marcará un antes y un después en el fascinante mundo de las cloacas de pollos.

Yomiro Kolitas fue un prodigio desde su nacimiento. Su cerebro superdotado y su ambición desmedida le hicieron acabar los estudios superiores con tan solo catorce años. Fue entonces cuando comunicó a todos su vocación. Sabía que estaba predestinado a ser el mejor sexador de pollos del mundo. Y lo consiguió. Esta es su historia.

En Diario de un sexador de pollos: todo lo que siempre quisiste saber y no te atreviste a preguntar, Yomiro Kolitas nos hace un exhaustivo repaso de sus dos años en la Escuela de Sexadores de Pollos Zen Nippon, institución de referencia, donde el porcentaje de aprobados oscila entre el 5 % y el 10 % de los alumnos. Por supuesto, Yomiro Kolitas fue uno de ellos y pronto pasó a la posteridad al ser el único alumno graduado con Matrícula de Honor. No conforme con su maestría, cursó varios másteres; entre ellos, Psicología del pollo en cautiverio y El sexado como experiencia gratificante para el pollo.

Si esta primera parte ya es adictiva, el diario de su rutina laboral es una de las experiencias literarias más memorables de mi vida. Con una prosa cuidada y trepidante, Yomiro Kolitas se recrea en el minuto a minuto de su trabajo, describiendo cada uno de los traseros de los casi veinticinco pollos que analiza en ese intervalo de tiempo, con un 100 % de acierto. Resulta admirable la memoria fotográfica de este célebre sexador, y el lector agradece los largos párrafos describiendo cada una de las protuberancias anales.

Tras la lectura de las 1780 páginas de este libro de Yomiro Kolitas, solo deseo que no sea el último. Esperemos que nos deleite con nuevos diarios, a poder ser, más extensos. ¿Será Yomiro Kolitas capaz de lograr un nuevo hito, aplacando la, hasta ahora, insaciable curiosidad que este tema genera? Lo dudo. Tras adentrarse en Diario de un sexador de pollos: todo lo que siempre quisiste saber y no te atreviste a preguntar, es imposible no caer rendido a sus pies y querer saber aún más.

«Sexar pollos no es una profesión, es una forma de entender la vida», dice Yomiro Kolitas. Y yo estoy de acuerdo. El éxito y la riqueza no lo han cambiado y consigue transmitirnos su embeleso por las pequeñas cosas de la vida.

Yo, un sexador de pollos frustrado, me conformaré con releer esta obra maestra para tratar de alcanzar una mínima parte de la sabiduría que este gurú del sexado tiene a bien compartir con nosotros. Sin más, les dejo ya con esta magnífica obra, futuro clásico de la literatura contemporánea. Disfruten.

Los Insectos Comunes crean el prólogo de un libro imposible:

Prólogos de otros libros imposibles de los Insectos Comunes:

“El tiempo”, de Jean Nietzschebach Le Munro de Circonio

Principios algebraicos para comprender al sexo opuesto

Contactos reales, páginas de mantequilla

Presidente, servidor, ciudadano

Pan duro; El consuelo de los necios

Prologando Rock and troll con corbata de Terry Prachett

El extraño caso del libro de Alejandro Heimer

 

Suscríbete

Comparte:
Correo
Facebook
Twitter
Google+
https://relatosmagar.com/prologo-de-un-libro-imposible/
RSS
LinkedIn

Opina

*