Relatos Magar

Si eres lector o escritor, este es tu sitio: relatos, reseñas y artículos sobre literatura.

La princesa prometida

00106520656114___P1_600x600LA PRINCESA PROMETIDA, de William Goldman (1973): Sí, lo reconozco, de pequeña no vi La princesa prometida. Podéis acusarme de no tener infancia, pero es que, ya por entonces, el título me sonaba tan cursi que nunca quise verla. Gran error, lo sé. Ha sido a estas alturas de mi vida cuando he leído la novela y quedado totalmente prendada. Tras su lectura saldé mi cuenta infantil viendo la película, y aunque sea divertida y recomendable, no es más que una versión resumida (y más infantil) del libro y queda muy por debajo de este.

La novela de William Goldman es una auténtica gozada. Pocas veces me lo he pasado tan bien con un libro. Es divertidísimo y trepidante. Y, además de todo eso, un ejemplo narrativo. Porque Goldman no se limita a contarnos las aventuras de Westley y Buttercup, sino que de forma paralela nos confiesa que descubrió esta novela durante su infancia y que en realidad fue escrita por S. Morgenstern, por lo que su versión no es más que un compendio, escribiéndola tal y como se la narró su padre, que le ahorraba la lectura de las partes más aburridas. De este modo, tenemos dos historias en una. Por un lado, la de la princesa prometida y, por otro, en forma de incisos a pie de página, la del Goldman niño y todo lo que sintió mientras leía este, su libro favorito. Incluso se permite la licencia de hacer spoilers del cuento que está interrumpiendo, y lejos de estropear la historia, la hace más intensa y cercana, pues nos metemos en la piel de aquel niño que sufría con el devenir de los personajes.

Haré una segunda confesión: Goldman me la coló por completo. Sí, me creí a pies juntillas que la autoría de la novela era de ese tal S. Morgenstern. Por eso, desde aquí mi ovación a  William Goldman, por su uso magistral de este recurso literario y por la originalidad de su narración, que convierte a La princesa prometida en mucho más que una aventura de princesas y caballeros. Pero es que aunque lo fuera, quedaría igualmente en el recuerdo, sobre todo gracias a sus entrañables secundarios: Iñigo Montoya y Fezzik, villanos convertidos en héroes, a los que se les coge cariño tras un par de frases.

Pero, ojo, el propio escritor advierte que no es una historia para niños, porque los buenos no siempre ganan. Una verdad difícil de digerir para un infante, pero que a todos nos hubiera venido bien que nos la contaran pronto. Por eso, recomiendo La princesa prometida a lectores de todas las edades.

Recomendación: Si te encantó la película, no deberías perderte la novela, con muchos más detalles y aventuras. Si buscas una lectura ligera, divertida y que te toque el corazón, esta es tu historia.

4 comentarios el “La princesa prometida

  1. Benjamín Recacha García
    25 de julio de 2014

    Mi novela favorita. La he leído tres o cuatro veces, y en cada ocasión la he disfrutado a lo grande. Totalmente de acuerdo contigo: es mucho mejor que la película, y eso que la película es deliciosa. Me encanta ese principio en el que Goldman explica sus andanzas como guionista exitoso en Hollywood en busca de aquel libro que le leían de pequeño, y los incisos en cursiva durante toda la novela son divertidísimos.
    Goldman es un escritor buenísimo. Sólo con ‘La princesa prometida’ y el guión de ‘Dos hombres y un destino’ bastaría para situarlo en el pedestal de los más grandes. Si te pica la cursiosidad, te recomiendo ‘Las aventuras de un guionista en Hollywood’, donde explica montones de anécdotas sobre la industria del cine, siempre con ese humor ácido que tan bien domina.
    ¡Saludos!

    Me gusta

    • Relatos Magar
      28 de julio de 2014

      ¡Apuntado! Me encantan los libros que cuentan anécdotas de cine, y si encima está escrito por Goldman mucho mejor. Gracias por la recomendación.
      Un saludo.

      Me gusta

  2. Toni (Autotomía)
    25 de julio de 2014

    También otra de mis novelas favoritas. La película tuve la suerte de verla de joven y gana mucho, claro. La banda sonora también me encantó: Mark Knopfler era de mis músicos preferidos. Ah, y de Goldman hay que leer sí o sí, además de lo que recomienda Benjamín, “Marathon Man”. Una novela con una fuerza impresionante. ¡Un saludo!

    Me gusta

    • Relatos Magar
      28 de julio de 2014

      Tomo nota. Desde ahora, cada vez que vea un libro de Goldman caeré en la tentación.
      ¡Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Relatos Magar on WordPress.com

Únete a otros 226 seguidores

Aviso legal

Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual.

Estadísticas del blog

  • 68,189 hits
A %d blogueros les gusta esto: