Relatos Magar

Si eres lector o escritor, este es tu sitio: relatos, reseñas y artículos sobre literatura.

¿Escritor de brújula o escritor de mapa?

Las primeras líneas de mi novela las escribí una noche cualquiera de 2008, sobre las dos de la madrugada. Me llegó la inspiración de repente y escribí casi dos páginas. Es lo que me suele ocurrir con los relatos: se me ocurre una frase o una situación y, a partir de ahí, escribo la historia del tirón. En el caso de la novela, la idea sobre la que quería escribir no me surgió en aquel momento, sino tiempo antes, cuando imaginé un personaje con una característica muy muy peculiar. Perfilé algunos de sus rasgos (la mitad de ellos cayeron en el olvido) y guardé las anotaciones en un cajón. Después llegaron las dos páginas que he mencionado y algunas más, pero dejé el proyecto aparcado por mucho tiempo. No fue hasta 2012 que me puse en serio y conseguí darle término. En la primera etapa de escritura me moví a golpes de inspiración, y en la segunda, con más de cien páginas escritas, me dejé llevar por la historia, porque era ella misma la que me marcaba el camino.

Nunca definí personajes, esbocé tramas o planifiqué capítulos. Y pese a ello, todo cuadró. ¡Qué alegría! Una vez terminada, hice un esquema para comprobar que todas las fechas y hechos encajaban, y solo tuve que retocar un par de cosas. Sin embargo, aunque me sentí muy cómoda con este método de escritura, lo tenía por poco serio, propio de una novata como yo. Y es que había oído mil veces que un escritor tiene que saber el pasado de sus personajes (aunque nunca hable sobre él), sus motivaciones, sus debilidades, y tener claro cuántos capítulos compondrán su novela, qué sucederá en cada uno de ellos o a qué altura introducirá los giros… Y solo después de haber desarrollado minuciosamente todos esos puntos, ponerse a escribir. ¡Yo me veo incapaz de hacer eso! ¿Soy la única escritora (aficionada o profesional) a la que le pasa? Por supuesto que no…

Para mi alivio, descubrí que estas formas de escribir tan diferentes ya habían sido explicadas por otros autores. Es el caso de Javier Marías, que hace la distinción entre escritores de mapa y escritores de brújula. Aunque me parecen unos nombres muy gráficos, los explicaré brevemente:

brújula-mapa

  • Los escritores de mapa son aquellos que antes de ponerse a escribir esquematizan punto por punto la historia que tienen en mente y hacen una ficha pormenorizada de cada uno de los personajes. Es decir, dibujan un mapa donde ubican cada elemento que necesitarán durante el desarrollo de la novela.
  • Los escritores de brújula son los que, movidos por una idea, se embarcan en la aventura de escribir sin saber por qué derroteros irá su historia o cuál será su desenlace. La historia fluye “sola” a medida que escriben.

Como he dicho, yo me incluyo en el segundo grupo, y por lo que he podido saber investigando por la red, también son escritores de brújula Patricia Highsmith, mi idolatrado José Saramago, Haruki Murakami o el propio Javier Marías. No he podido encontrar ejemplos de escritores de mapa, así que si sabéis de alguno (o lo sois vosotros) hacédmelo saber en los comentarios.

Como todo en esta vida, supongo que no habrá escritores 100 % de mapa o 100 % de brújula –puesto que la escritura es una actividad creativa a la que no le vienen bien los corsés de ningún tipo–, pero sí que cada escritor tenderá más a un método que a otro. ¿De qué pensáis que dependerá? ¿Del carácter de cada autor? ¿Del género que esté escribiendo? ¿De la cantidad de tramas que compongan la historia?

Y desde el punto de vista del lector, ¿creéis que al leer una historia se puede detectar si su autor la escribió con mapa o con brújula?

¡Se abre el debate! Dejad vuestras opiniones en el apartado de comentarios.

15 comentarios el “¿Escritor de brújula o escritor de mapa?

  1. Rubén Angulo
    9 de septiembre de 2014

    Hola.
    Yo, como tú, me dejo llevar por la historia y los personajes. Ellos me van trazando un camino inevitable, como el destino. Que yo sepa hay otros autores, como Flaubert, que antes de empezar a escribir se trazaban esquemas minuciosos, no dejaban nada al azar. Ahora no recuerdo, pero hay muchos más que escriben así.
    En una ocasión, un escritor de twitter me insistía en que era la única manera de escribir, con un esquema previo, y claro, yo le daba mi ejemplo pero no le servía.

    Supongo que hay tantas maneras de escribir como escritores. Como peculiaridad mía, me gusta alcanzar algo que se asemeja a la simetría, de manera que mis novelas cuentan con un número determinado de partes y capítulos dentro de las partes. Al final me sale, casi sin querer, cierta simetría. Digamos por ejemplo 6 partes con 7 u 8 capítulos cada parte. Se da además cierta correspondencia entre capítulos y contenido, de manera tal que el nudo viene a estar entre las partes 3 y 4. Lógicamente inicio y desenlace también parejos.
    Esta estructura la trabajo de forma consciente pero sale, sin más, o cuando menos hasta ahora me salió.

    Saludos
    Rubén

    Me gusta

    • Relatos Magar
      10 de septiembre de 2014

      Yo también busqué esa simetría en mi primera novela. Consta de 5 partes, compuestas por 22 capítulos cada una, aunque en cuanto a contenido no hay correspondencia entre ellos.
      Gracias por compartir tu forma de escribir.
      Un saludo.

      Me gusta

  2. Isabel Montesinos Marino
    9 de septiembre de 2014

    Hola Esther. Yo soy mas de brujula y creo que va mas con mi personalidad, me gusta dejarme llevar por la imaginacion y dejo que sean mis personajes los que me guíen de algun modo y conforme estoy escribiendo, va fluyendo poco a poco todo. Nos vemos este sabadoooo.

    Me gusta

    • Relatos Magar
      10 de septiembre de 2014

      Hola, Isabel:
      Compartimos método de escribir. Doy fe de que tus relatos son muy imaginativos y con finales sorprendentes. Continúa dejándote llevar.
      ¡Saludos!

      Me gusta

  3. Benjamín Recacha García
    9 de septiembre de 2014

    Yo soy bastante de brújula. Con mi primera novela sí que tenía un esquema bastante claro sobre cómo se iba a desarrollar, pero no era más que un bastidor, así que el contenido me fue siendo “revelado” a medida que escribía. Me gusta dejarme llevar por los personajes, que sean ellos quienes me sorprendan, y así estoy escribiendo la segunda. Es curioso, porque conforme voy avanzando se me van dibujando los detalles de la historia. Es como si el hecho de escribir me propiciara la luz necesaria para ver lo que me queda por delante.
    Entre medio he escrito el guión de una novela gráfica que ilustra mi hermano. Ésta sí, con un mapa más definido, aunque totalmente dinámico.
    Como dice Rubén, hay tantos modos de escribir como escritores, y ni eso, porque un mismo escritor puede cambiar de método dependiendo del momento. Nadie debería ser tan pretencioso como para invalidar el método que le funciona a otra persona.
    ¡Saludos!

    Me gusta

    • Relatos Magar
      10 de septiembre de 2014

      Según dices, en tu caso, decantarte por un método u otro lo marca las necesidades de la historia que tengas entre manos. En mi primera novela, yo no sabía cómo acabarían mis personajes hasta un día antes de escribir el final. En cambio, en la novela que tengo en mente, ya tengo claras varias tramas e incluso el final, aunque como me fío de mi brújula, no doy nada por sentado. La historia me dirá.
      Gracias por compartir tus experiencias como escritor.
      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Toni (Autotomía)
    10 de septiembre de 2014

    El otro día una amiga me preguntó sobre el tema y no supe qué responder. Me hice un poco de lío porque creo que soy de ambas cosas (como me parece que son la mayoría de escritores). Pero, pensándolo bien, opino que, al final, todos los escritores son de mapa. No debería decir que “deberían ser de mapa” porque cada escritor es un mundo y como dice Benjamín un escritor puede imponer sus métodos de trabajo a otro a riesgo de perjudicarle y mucho.

    Con lo de que “al final, todos todos los escritores son de mapa”, me refiero que cuando uno termina un relato o una novela, luego navega por su propio escrito y revisa con la brújula en la mano y el mapa desplegado delante, para pulir lo que se ha hecho y que ese mapa no esté lleno de lugares extraños.

    No me parece que haya una distinción tan clara entre unos y otros sino más como una mezcla en proporciones variables.

    ¡Un saludo!

    Me gusta

    • Relatos Magar
      10 de septiembre de 2014

      Estoy muy de acuerdo. Como digo arriba, yo tuve que hacerme ese mapa (esquemas variados) al concluir la novela. Está claro que hay que revisar mucho lo escrito, porque se haya utilizado mapa o no, nadie está a salvo de haber perdido alguna pieza por el camino. Antes o después, el escritor ha de hacer uso tanto de brújula como de mapa.
      Saludos.

      Me gusta

  5. Ana
    25 de octubre de 2014

    He leído alguna vez a Care Santos explicando que ella es una escritora de mapa, que sabe antes de empezar a escribir una noveal desde el título a todo lo demás: el número de capítulos y lo que ha de pasar en cada uno, cuántos y cómo son sus personajes, etc… Cómo empezar y cómo terminar, y que por eso es muy rápida escribiendo (publica una novela de adutlos casi cada año y además otra juvenil y alguna que otra infantil), porque cuando se pone a ello, ya lo tiene todo tan dibujado que fluye como la seda.

    Me gusta

    • Relatos Magar
      27 de octubre de 2014

      Supongo que escribirá la novela con rapidez, pero todo ese proceso anterior le llevará tiempo. De una forma u otra, escribir una novela siempre necesita de mucho tiempo y dedicación.
      Muchas gracias por añadir a la lista una escritora de mapa.
      ¡Saludos!

      Me gusta

  6. wishmaster3329
    26 de abril de 2015

    Brújula sin duda, me llega la inspiración de golpe, una idea fugaz de una historia, a veces el inicio, el clímax y el desenlace, pero en el ejercicio de escribir surgen ideas o eventos en los que no había pensado, enriqueciendo el texto hasta hacerlo más grande de lo que pensaba que seria.

    Me gusta

  7. Administrador
    5 de mayo de 2017

    Hola:

    Sé que llego tarde a esta entrada pero me gustaría comentar algo sobre el contenido de la misma.

    Soy autor de una novela que fue engendrada después de soñar con su historia de manera tan intensa que pareció real; tal sensación fue, que terminé de soñar en diciembre y empecé a escribirla en marzo como si la hubiera vivido, como si hubiera ido a esas tierras coloniales en las que transcurre los hechos que se cuenta en ella.

    Mi opinión es que el ser humano siempre se inventa “cárceles”, “jaulas” en las que clasificar a los demás; ¿escritores “mapas”, escritores “brújulas”? ¿Qué será lo siguiente: escritores “pluma”, “mosca”, “gallo” quizá…?

    Ni gasté mi tiempo en preparar todos los elementos de mi historia y colocarlos en un mapa ni improvisé; conté la historia soñada como si la hubiera vivido…¿quizá sea una nueva clasificación?

    ¡No clasifiquéis, no etiquetéis…!

    Saludos.

    Me gusta

    • Relatos Magar
      5 de mayo de 2017

      Hola:
      Este artículo no pretende enjaular a nadie con etiquetas. Solo habla de las diferentes formas de afrontar el método creativo. Igual que unos lo llaman mapa y brújula, otros lo llaman arquitectos y jardineros. Se le llama de una forma u otra porque el ser humano se sirve de palabras para explicar su realidad, pero en ningún caso eso tiene que limitar a nadie.
      Gracias por haber compartido tu método de inspiración por aquí.

      Saludos.

      Me gusta

  8. Pingback: Worldbuilding: ¿pérdida de tiempo o inversión de futuro? - David Olier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Relatos Magar on WordPress.com

Únete a otros 226 seguidores

Aviso legal

Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual.

Estadísticas del blog

  • 68,095 hits
A %d blogueros les gusta esto: