Relatos Magar

Si eres lector o escritor, este es tu sitio: relatos, reseñas y artículos sobre literatura.

Buenos tiempos

Hoy te he vuelto a ver, después de casi diez años. En cuanto tu cara ha aparecido entre la multitud, yo me he puesto a temblar. Es asombroso como sentimientos que creía superados han reaparecido de pronto y con las fuerzas renovadas. Será que el tiempo no curó mis heridas, solo amordazó el dolor hasta nuevo aviso. Mis rencores trasnochados han quedado arrollados por unas tremendas ganas de llorar y créeme que solo la vergüenza de desmoronarme en público me ha hecho contenerme. O quizá haya sido mi orgullo, que se niega a aceptar que aún provocas esos estragos en mí, después de tantos años.

Cuando has alzado la mirada, me he escondido instintivamente. Hubiera resultado un reencuentro humillante que me vieras con los ojos a punto de estallar en lágrimas de nostalgia. Aunque me cueste reconocerlo, más de una vez me sorprendo a mí misma imaginando qué será de tu vida. Si habrás conseguido ser veterinaria, si cumpliste tu sueño de recorrer Europa en interrail, si al final tenias razón en eso de que Javier era el hombre de tu vida.

¿Alguna vez recuerdas aquellos largos veranos en los que no dejabas de hacer prácticas con mi pobre perro, mientras teníamos conversaciones eternas sobre cualquier tontería? ¿No añoras nuestras mil fantasías sobre cómo conseguiríamos comernos el mundo? Aquellos fueron buenos tiempos, los mejores, cuando la realidad aún no se había impuesto a nuestros anhelos. Pero entonces llegó el fatídico día en el que te dije que había visto a Javier en una situación comprometida con otra chica y tú me gritaste que no era más que una mentirosa que se moría de celos. Me dolió en el alma que no me creyeras y te repliqué con otros mil insultos, tratando de encontrar la frase que te provocara tanto dolor como la tuya a mí. Debió surtir efecto, pues esa fue nuestra despedida, abrupta y sin miramientos. Toda nuestra amistad y confianza de años tirada a la basura por una riña de adolescentes, en la que ninguna supimos dar nuestro brazo a torcer a tiempo. Durante años te deseé lo peor. Quería que volvieras llorando y pidiéndome perdón. Oírte decir que siempre seriamos las mejores amigas y que un imbécil como ese no iba a estropear lo que teníamos. Pero eso nunca sucedió. En su lugar, apareció el distanciamiento y un odio desmesurado, cuyo único propósito era silenciar todo el afecto que un día nos tuvimos.

Diez años después, aquí estoy, emocionada por verte. Debo haberme ablandado con los años, o es que la nostalgia por fin se impuso al ego. Te echo tantísimo de menos, que me muero de ganas de saber de ti. Y mientras reprocho a mi ‘yo del pasado’ todas las cosas que me hizo perder por sus arrebatos juveniles, tu mirada se encuentra con la mía.

Me has descubierto, aquí estoy, expuesta ante ti, con los ojos turbios y el corazón al galope. Observándote desde la lejanía, intentando que no me vieras o, quizá, deseando que lo hicieras, para comprobar si tú también estás dispuesta a olvidar el pasado y darnos una oportunidad de futuro. Reencontrarnos con amnesia selectiva y con ganas de volver a ser las mejores amigas. Pero entonces sucede lo que me he temido desde el principio: desvías la mirada y te vas como si nada. Como si yo no existiera… como si yo nunca hubiera existido.

Y mientras el futuro me da un portazo en las narices, el pasado me susurra en el oído: Aquellos fueron buenos tiempos, los mejores, cuando la realidad aún no se había impuesto a nuestros anhelos.

2 comentarios el “Buenos tiempos

  1. Juana
    1 de diciembre de 2013

    Me he sentido reflejada con tu relato 🙂 Me ha pasado algo parecido 🙂

    Me gusta

    • Relatos Magar
      1 de diciembre de 2013

      Me alegra que te reconozcas en el relato (aunque sea un poco triste), eso quiere decir que he conseguido transmitirte alguna emoción. Muchas gracias por tu comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Relatos Magar on WordPress.com

Únete a otros 226 seguidores

Aviso legal

Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual.

Estadísticas del blog

  • 68,189 hits
A %d blogueros les gusta esto: