Relatos Magar

Si eres lector o escritor, este es tu sitio: relatos, reseñas y artículos sobre literatura.

Cuatro balas

–Sucedió hace treinta años, en este mismo motel de carretera. Esa noche, una familia siciliana se escondía aquí. El padre, un pobre diablo, había sentenciado a muerte a su familia por un estúpido chivatazo. De nada sirvieron sus súplicas ni el llanto desesperado de su mujer. El hombre de la gabardina descerrajó cuatro disparos a cada uno. Cuatro, ni uno más. Quien se las ve cada día con la muerte tiene sus propias supersticiones para mantenerse a salvo de ella.

»–¿Dónde está el niño? –preguntó.

»–Debe de haberse escondido –contestó uno de sus hombres.

»–Buscadlo –ordenó, mientras lustraba su revólver, todavía humeante.

»El chico nuevo lo encontró agazapado dentro del armario del baño. El hombre de la gabardina sonrió:

»–Encárgate; es el bautizo de sangre perfecto.

»El chico nuevo asintió, sin inmutarse; y se oyeron cuatro disparos. Había aprendido de su jefe. Acto seguido, sonó una sirena de la policía, aproximándose. El hombre de la gabardina y sus tres secuaces desaparecieron escaleras abajo.

»Aquella noche me ha perseguido toda la vida, porque ese crío no murió y hoy busca venganza».

–¿Eras tú? –preguntó la mujer maniatada.

Él esbozó una sonrisa de medio lado, sin dejar de apuntarle con su pistola:

–No… Solo soy el chico nuevo que fingió matarlo.

La puerta se abrió en ese instante y, antes de que el recién llegado alzara la vista, el hombre le disparó cuatro silenciosas balas.

El grito de la mujer se quebró cuando el cañón del arma se clavó en su garganta.

–No, por favor… –balbuceó de manera ininteligible.

–Lo siento, preciosa: no cometo dos veces el mismo error.

El disparo fue mortal, pero le siguieron tres más. Nunca hay que tentar a la suerte ni perdonar. Lo había aprendido hacía treinta años, en ese mismo motel de carretera.

4 comentarios el “Cuatro balas

  1. Toni (Autotomía)
    17 de junio de 2015

    Me ha gustado, aunque no sé si podría definirse como un relato negro puesto que no hay detective ni investigación. De todas maneras, como te digo, me ha gustado. El género da igual. 🙂

    Me gusta

    • Relatos Magar
      17 de junio de 2015

      Para inspirarme, busqué ejemplos de novela negra y me salieron títulos como “El padrino” o “American Psycho”, y ninguno de los dos tienen detective o investigación; de ahí, que no lo haya considerado como elemento indispensable. Si tuvieras que adjudicarle un género a mi relato, ¿cuál sería?

      Me gusta

      • Toni (Autotomía)
        18 de junio de 2015

        Supongo que suspense se ajusta muy bien. Creo que American psycho es un thriller psicológico que se mete en el ámbito del terror. El padrino, novela de gánsters, que tienen el suyo propio. Es lo que yo creo, claro. 🙂

        Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Autobombo: Relatos Magar cumple 3 años | Relatos Magar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Relatos Magar on WordPress.com

Únete a otros 241 seguidores

Aviso legal

Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual.

Estadísticas del blog

  • 71,887 hits
A %d blogueros les gusta esto: