Tenemos que hablar de Kevin, políticamente incorrecta y necesaria

tenemos que hablar de kevin portadaTenemos que hablar de Kevin, de Lionel Shriver (2005)

Tenemos que hablar de Kevin es la novela ganadora del Premio Orange en 2005 y no deja indiferente al lector. Compuesta por las cartas que Eva escribe a Franklin, su marido, es un reflexión sobre el matrimonio, la paternidad, la educación y la maldad.

Ante todo, Eva es políticamente incorrecta, lo que puede escandalizar a más de uno. Porque ¿quién se atreve a decir en voz alta que no soporta a su hijo, incluso cuando este es aún un bebé? ¿O que la maldad puede ser innata y no tener causas que la expliquen?

Se contraponen dos puntos de vista. Por un lado, Eva, que se arrepiente desde el primer momento de ser madre y que en cada acto de Kevin, su hijo, ve una afrenta hacia ella y una clara muestra de su maldad. Por otro lado, Franklin, que justifica cada comportamiento del niño como una travesura propia de la infancia y que persigue el tópico de familia feliz.

Es imposible no involucrarse en esta historia y plantearse en cada situación: ¿qué haría yo? Y no es fácil. Menos aún al saber desde el comienzo que Kevin, a los quince años, ha matado a varios compañeros de clase. Podría creerse que este hecho hace que la opinión de Eva sea más válida. Pero ¿y si es la frialdad con la que ha tratado a su hijo durante todos esos años la causa de su comportamiento?

Tenemos que hablar de Kevin, una novela necesaria

Tenemos que hablar de Kevin plantea mil reflexiones con una sinceridad poco habitual en estos temas. Eva me parece una mujer compleja, tan racional como incomprendida en el mundo de apariencias (en este caso) americano, al que critica con mordacidad. Y en su radiografía social también se analiza a sí misma. Se plantea si es culpable de la atrocidad de su hijo, tal y como le acusa la gente. Y es que, ante semejante matanza, todos se plantean la misma pregunta: ¿por qué lo hizo? Eva, a través de las cartas, tratará de buscar la respuesta.

En definitiva, una novela larga, a veces densa, que impacta desde la primera página. Ideal para debatir tras su lectura.

Si buscas una lectura que te deje un poso permanente, Tenemos que hablar de Kevin, de Lionel Shriver, lo hará.

Abstenerse lectores susceptibles, porque su sinceridad ataca a más de una convicción moral.

 

Suscríbete

Subscríbete

* indicates required



¿Qué tema del blog te interesa más?

Política de privacidad:


Comparte:
Correo
Facebook
Twitter
Google+
https://relatosmagar.com/tenemos-que-hablar-de-kevin/
RSS
LinkedIn

Opina

Responsable: Esther Mateos. Finalidad: gestionar los comentarios Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de relatosmagar.com) fuera de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, entre otros derechos. Información adicionalAviso legal y política de privacidad

*

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?